Dile ¡SÍ! a tus camisetas personalizadas bordadas o impresas

¡Lo personalizado está de moda! Si bien es cierto que artículos como camiseta personalizada, agendas -y hasta los muebles- son un tema muy sonado hoy en día, no todos tenemos esa vena creativa y la habilidad artística para crear las piezas que usaremos y mostraremos a los demás.

Sin embargo, podemos utilizar objetos adecuados a nuestra personalidad sin necesidad de poner a trabajar a nuestras manos. ¿Y qué mejor forma de hacerlo que adaptar nuestras camisetas a nuestra personalidad? Acá te explicamos las principales técnicas de decoración y estampado para tus camisetas personalizadas :

Bordado

Es una técnica decorativa que no sólo podrás aplicar en camisetas, sino también en tus jeans favoritos, por ejemplo. Hay muchos estilos de bordado: en punto cruz, en cinta, con organza e inclusive líquido. Pero muchos se decantan por la idea de mandar a bordar sus prendas en tiendas y centros especializados. Dentro de las técnicas utilizadas por estas compañías, el bordado es uno de los métodos de personalización de prendas de mayor calidad.

La desventaja frente a otras técnicas de grabado sería el tiempo que tarda, ya que se debe ser bastante meticuloso para entregar un producto de calidad. Puedes mandar a bordar tu prenda directamente en la tela o pedir que te borden un aplique (escudo) que después podrás colocar en donde sea que lo quieras.

Estampado

Camisetas personalizadas

A diferencia del bordado, el estampado es una especie de pintura que irá sobre la tela. La técnica preferida de hoy en día para el estampado es la serigrafía, en la que se utilizan pantallas de color para formar la imagen. Es decir, si tu logo o diseño tiene unos cinco colores, con la serigrafía se usarán cinco pantallas de colores diferentes para terminar el diseño.

Sea cual sea el método que elijas, lo quieras para añadirle un toque personal a tu ropa y tener tus camisetas personalizadas con tu banda de rock favorita o porque quieres darle una mejor imagen a tu compañía, personalizar prendas es algo que deberías probar, definitivamente. ¡Anímate!